lunes, 20 de septiembre de 2010

Construir un altillo sin obra (parte 1)

Si dispones de pasillo o alguna zona, preferiblemente de paso, de anchura limitada, puedes ganar mucho espacio de almacenamiento para cosas que no uses con excesiva frecuencia, como los adornos de Navidad, las mantas y ropa de invierno (en verano), alfombras, etc. construyendo un altillo.


Te mostramos como hacerlo sin obras de albañilería, tan sólo empleando una taladradora, un destornillador, una cinta métrica y poco más.

Los materiales que vas a necesitar son: tacos (8 mm) con sus correspondientes tornillos, un nivel, un destornillador de estrella y los tornillos propios de las baldas y estanterías metálicas.


Tienes que disponer de un espacio (por ejemplo un pasillo) de hasta 115 cm de ancho. La longitud no importa.
Para la construcción del altillo emplearemos las baldas metálicas grises con las que se hacen las estanterías de garajes y trasteros. Son muy resistentes (aguantarán entre 80 y 150 Kg), pesan poco, por lo que son manejables a la hora de trabajar con ellas.


En primer lugar, medimos nuestro pasillo de ancho. Lo más probable es que tenga una medida exacta: 80 cm, 90 cm, 100 cm, etc. De esa misma medida usaremos las baldas grises que formarán el altillo. Si el pasillo es algo mayor, por ejemplo, de 83 cm podemos utilizar un listón de madera de ese grosor para completar la balda.

Las anchuras disponibles en las baldas metálicas son de 60 cm, 80 cm, 90 cm, 100 cm y 110 cm.

Lo siguiente que tendremos que hacer es calcular cuantas baldas nos van a hacer falta. Para ello medimos la longitud del pasillo y formamos esa medida exacta con las anchuras de las baldas que son 30, 40, 50 ó 60 cm.


Es importante también la altura de los techos. Éstos han de tener al menos 2,50 m. para dejar un hueco en el altillo de unos 30 cm como poco.

Después iremos fijando una a una las baldas con tacos y tornillos a ambos lados de la pared. Necesitaremos tacos de al menos 8 mm. También podemos usar tacos de fijación química, nos saldrá algo más caro, pero obtendremos mayor resistencia y facilidad de uso.
Para un mejor apriete usaremos tornillos de cabeza de estrella.
Es muy importante que emplemos el nivel para que todos los taladros estén en la misma horizontal y consigamos que nuestro altillo no tenga ningún tipo de inclinación.


A continuación, unimos las baldas unas con otras (con los mismos tornillos usados para hacer las estanterías metálicas). Emplearemos cuatro tornillos por cada lado de cada balda.


De esta forma tenemos elaborada la estructura del altillo y ya podemos comenzar a usarlo.

En la segunda parte veremos como acceder al mismo y distintas ideas para disimular la existencia, tanto del altillo como de las aberturas de acceso.

2 comentarios:

  1. buen dia
    he comprado una estanteria metalica de cinco estantes con tornillos y refuerzos pero no tengo idea como van los refuerzos abajo, agradecere me pueda dar alguna pista en su ilustrativa pagina
    gracias

    ResponderEliminar